viernes, 5 de junio de 2009

Dios! pero que buena soy en lo mío!!!!!

De verdad, verdad, que soy buena en lo mío. Hoy he estado en la protectora, y ha sido genial. Se han quedado con la boca abierta. Y lo mejor es que yo también!! Si yo viera a alguien hacer las cosas que yo hago con los perros, fliparía! Y las hago yo! Jo, que buena soy, de verdad. Supongo que algún día me llevaré un susto, pero intento ser muy prudente.

En la segunda perrera que he entrado, había un pastor alemán, al que todo el mundo temía. Al pobre no lo sacan de allí nunca. He pedido un bozal, y he entrado en la perrera. Había tres voluntarias allí acompañándome. Cuando he entrado el perro ha empezado a enseñar los dientes, y he escuchado detrás mía "clash!" Miro, y la puerta del kennel estaba cerrada, y las tres voluntarias fuera! Y yo dentro! He tragado saliva y le he puesto el collar. Como un cirujano, he pedido el bozal, y me lo han dado a traves de la puerta... Se lo he puesto, y he escuchado la puerta abrirse (que valientes somos todos). Lo he acariciado, lo he sacado, le he quitado el bozal, le he quitado la correa, le he vuelto a poner la correa, lo he metido de nuevo en el kennel, le he quitado la correa y allí estaban las tres voluntarias con la baba caída con el perro, y diciendole lo mono que era....

Una de ellas, ha confiado en mi, y ha empezado a entrar en las jaulas conmigo. Cuando estábamos las dos con dos rottweillers "conflictivos", en una jaula de 2x3 intentando ponerle el collar a la hembra le he preguntado "a que no parece que tengo miedo? Pues lo tengo! y mucho!" Ella me ha dicho que no lo parecía, y le he dicho que esperaba que los perros pensaran como ella... Así ha sido. Los he engañado y me he hecho con ellos. Al final le he tenido que dar un beso en la cocorota al macho, que cuando me he agachado ha venido hacia mi, moviendo el poco rabo que tenía y poniendo su cabeza (mucho más grande que la mía) en mi regazo.


Son geniales. Espero que lo que hago sirva para algo, al menos para que puedan salir de su perrera a pasear.

4 comentarios:

Amelie dijo...

¡¡¡¡ERES GRANDE!!!!

Diana dijo...

jajaja

Gracias! De tamaño también!
jaja

Amanda dijo...

Esta entrada me gusta. Que tenemos que vernos por nuestros propios ojos y no solo por los de moros y demás individuos!!!
Pues claro que eres buena!!

Diana dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo de mirarnos a través de nuestros ojos. Si nos centramos en los ojos de los demás, quizás nos veamos mal, pero los nuestros son los que nos dicen si somos lo que queremos o no.

Las miradas de otros, nos pueden confundir.